Nota informativa sobre las funciones de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras

oacnudh honduras

 

Tegucigalpa, 31 de marzo de 2016. El 5 de Mayo 2015, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Gobierno de Honduras firmaron un acuerdo para establecer la Oficina del Alto Comisionado en el país.

 

El Artículo IV del referido acuerdo define el mandato, objetivo y normas generales para el funcionamiento de la Oficina. Según este acuerdo, la Oficina observará e informará sobre la situación de los derechos humanos, a fin de asesorar a las autoridades hondureñas en la formulación y aplicación de políticas, programas y medidas para promover y proteger los derechos humanos en Honduras.

 

En cumplimiento de su mandato, la Oficina centrará sus actividades en la cooperación con el Gobierno de Honduras a fin de contribuir a mejorar la situación de los derechos humanos y en colaboración con otras organizaciones internacionales promover, dentro de los límites de sus respectivos mandatos, el respeto y la observancia de los derechos humanos en Honduras y la aplicación de las recomendaciones formuladas a Honduras por diversos órganos y mecanismos internacionales de derechos humanos.

 

Asimismo, la Oficina prestará servicio de asesoramiento en las esferas de su competencia a representantes de la sociedad civil, a organizaciones no gubernamentales de derechos humanos y a particulares.

 

La Oficina se regirá por los principios de las Naciones Unidas, entre ellos los de imparcialidad, independencia, objetividad y transparencia. En línea con su mandato, la Oficina observa los esfuerzos del Estado hondureño de prevenir, investigar y sancionar las violaciones de derechos humanos.

 

A través de un diálogo constructivo, la Oficina asesora a las autoridades estatales en sus esfuerzos, con el fin de promover los derechos de las víctimas a la verdad, justicia y reparación.

 

La Oficina no brinda apoyo técnico en investigaciones criminales ni en sus diligencias, ni tampoco realiza certificaciones de procesos judiciales. La presente nota se difunde con el fin de aclarar el rol de la Oficina en la investigación del asesinado de la defensora de derechos humanos, la señora Berta Cáceres, ocurrido el pasado 2 marzo. La Oficina alienta a las autoridades hondureñas a que las investigaciones sobre su asesinato puedan arrojar resultados eficaces y objetivos prontamente.