Comunicado Día Internacional de la Mujer

LA MUJER EN EL CAMBIANTE MUNDO DEL TRABAJO: POR UN PLANETA 50-50 EN 2030

 

En este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, El Sistema de las Naciones Unidas (SNU) en Honduras desea extender un profundo reconocimiento a todas las mujeres que día tras día luchan por salir adelante en un mundo lleno de obstáculos para el logro de la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres.

El tema central de este año es “La mujer en el cambiante mundo del trabajo: por un planeta 50-50 en 2030”. Lograr el empoderamiento económico de las mujeres requiere de un cambio transformador para compartir la prosperidad de forma equitativa, sin dejar a nadie atrás. La comunidad internacional ha asumido este compromiso en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

De este modo, el SNU continuará apoyando a los Gobiernos para que se eliminen las barreras de género en el trabajo que están enraizadas en leyes, normas sociales y políticas discriminatorias. Barreras que hacen que las mujeres continúen ganado menos que los hombres por igual trabajo, que los trabajos menos lucrativos sean asignados a mujeres, que la tasa de población económicamente activa sea mucho mayor en hombres que en mujeres o que el mayor peso del trabajo doméstico y del cuidado recaiga sobre las mujeres.

De igual forma, sabemos que los espacios laborales no están exentos de una de las vulneraciones más graves de los derechos humanos, la violencia contra las mujeres por razones de género. El riesgo de sufrir violencia y acoso sexual en el trabajo afecta a mujeres de distintas edades, nivel educativo y posición social. Promulgar y aplicar leyes y políticas que penalicen todas las formas de acoso y violencia contra las mujeres es clave para crear entornos seguros y saludables para todas y todos.

Asimismo, la situación de violencia generalizada y específica que afecta a Honduras es ineludible a la hora de analizar estrategias para lograr la igualdad de género y el pleno empoderamiento de las mujeres. Los datos nos evidencian que en lo que va del año 2017, más de cien mujeres han muerto de manera violenta a nivel nacional, la mayoría producto de armas de fuego como el instrumento más usado por los homicidas. De acuerdo con el Observatorio de la Violencia del Instituto para la Democracia, Paz y Seguridad (IUDPAS) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, en el año 2015 se registraron 471 muertes violentas de mujeres y femicidios en Honduras.

Entre 2005 y 2015 se han registrado 25,044 requerimientos fiscales para evaluaciones médico legales por cuenta de delitos sexuales. Más del 87% de estos requerimientos fiscales corresponden a mujeres. Según el Ministerio Público la violencia doméstica continúa siendo la segunda causa de denuncia a nivel nacional con más de 10,000 denuncias.

Garantizar el acceso de las mujeres a la justicia, así como proporcionar una respuesta rápida y en línea con los estándares internacionales a las mujeres sobrevivientes de violencia es clave para combatir la impunidad. Asimismo, se necesita del compromiso del Estado de Honduras en la adopción de legislación especializada e integral que aborde todos los tipos de violencia contra las mujeres, desde la física o la sexual, hasta la económica o política y que permita la persecución penal eficaz de este tipo de violencias.

El SNU en Honduras, en ocasión de la conmemoración del Día internacional de la Mujer, refuerza su compromiso con todo el Estado de Honduras y la sociedad hondureña de impulsar con más fuerza que nunca la Agenda 2030 garantizando que los derechos humanos y los principios del empoderamiento de las mujeres están en el centro de la misma. Tal y como dice la Sra. Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora ejecutiva global de ONU Mujeres con ocasión del Día Internacional de la Mujer, “El futuro que imaginamos para la humanidad y el planeta que compartimos, recogido en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, depende de nuestra capacidad para aprovechar plenamente el poder y el potencial de las mujeres”.