La ONU en Honduras

Misión

Honduras fue uno de los países signatarios de la carta de las Naciones Unidas en 1945, el año de su fundación. Los tres pilares del trabajo de las Naciones Unidas son:

 

-          Contribuir a la paz y la seguridad

-          Reducir la pobreza e impulsar el desarrollo sostenible

-          Promover y fomentar los derechos humanos

 

Esta misión ha ido evolucionando con el paso del tiempo, adaptándose a los problemas que enfrenta la humanidad en el siglo XXI, como la igualdad de género, las emergencias humanitarias y la salud, el terrorismo, el cambio climático y la producción de alimentos, entre otros asuntos.

 

En Honduras, las Naciones Unidas comenzaron a operar en 1971 cuando se instaló la primera agencia en el país. Actualmente son 13 las Agencias Residentes, especializadas en diferentes ámbitos que buscan el desarrollo integral y sostenible.

 

Además de las actividades específicas de cada organismo, el Sistema de las Naciones Unidas en  Honduras trabaja de forma conjunta y coordinada para contribuir a una Honduras sin pobreza, educada y sana, que se desarrolla en democracia, con seguridad y sin violencia, productiva y generadora de empleos, y que aprovecha de manera sostenible sus recursos y reduce los riesgos de desastres.

 

Estos son los principales resultados que se reflejan en el actual Marco de Cooperación, del que tanto el Gobierno de Honduras como las Agencias del Sistema de las Naciones Unidas son signatarios para el periodo 2012-2016.

 

La Coordinadora Residente

La Coordinadora Residente en representación del Sistema de las Naciones Unidas (SNU), y en consulta con los representantes en el país del SNU, asume la responsabilidad general y la coordinación de las actividades del sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo ejecutadas a nivel de país.

 

La Coordinadora Residente es responsable de la coordinación del Equipo de País en materia de estrategia, planificación, puesta en práctica y seguimiento y evaluación de los programas de desarrollo a nivel de país, contenidos en el Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo (MANUD).}

 

La Coordinadora Residente proporciona liderazgo general, supervisión de programas, promoción, movilización y asignación de recursos para el MANUD, además de liderar al Equipo de País en tareas de seguimiento, evaluación y preparación de informes sobre el progreso del Equipo de País en relación con el MANUD. La Coordinadora Residente lidera el Equipo de País en la utilización de instrumentos para lograr una mayor coherencia en el país (por ejemplo, en lo relativo a la CCA, el método armonizado para las transferencias en efectivo (HACT) y los servicios comunes).

 

Las funciones y responsabilidades de la Coordinadora Residente abarcan las siguientes:

  • Representar al Secretario General ante el gobierno;
  • Representar al Equipo de País en tanto grupo;
  • Liderar el Equipo en la preparación estratégica del MANUD [y de los programas conjuntos incluidos en el MANUD], y le incumbe adoptar la decisión final sobre la focalización estratégica cuando el Equipo no puede llegar a un consenso;
  • Promover la recaudación de fondos y movilizar recursos con destino al MANUD, en apoyo de las prioridades del Equipo de País;
  • Coordinar la aplicación del MANUD con los organismos que dirijan los grupos temáticos y, en términos más generales, con el Equipo de País;
  • Liderar las actividades de todo el Equipo de País relativas a seguimiento, evaluación y preparación de informes sobre los resultados del MANUD;
  • Representar a organismos no residentes y apoyar su inclusión;
  • En situaciones humanitarias se puede designar a la Coordinadora Residente como Coordinadora de Asuntos Humanitarios (HC).

Equipo de las Naciones Unidas en el País

El equipo de país se encarga de la coordinación interinstitucional y de la adopción de decisiones a nivel de país. El propósito principal del Equipo de las Naciones Unidas en el País es que los organismos individuales planifiquen y trabajen en colaboración, como parte del sistema del Coordinador Residente, para velar por la producción de resultados tangibles en apoyo del programa del Gobierno para el desarrollo.

 

Las funciones y las responsabilidades del Equipo de País incluyen la rendición de cuentas recíprocas y al Coordinador Residente, asunción de responsabilidad por los elementos del plan de trabajo del Coordinador Residente y el Equipo de País, particularmente la supervisión de grupos subsidiarios, la movilización de recursos para el MANUD y los planes del Equipo de País, y participación en evaluaciones mutuas. Esto se realizará sin perjuicio de las respectivas relaciones de cada miembro con su respectivo organismo.

 

Según la Guía del CAC sobre el funcionamiento del sistema del Coordinador Residente, “el Equipo de País está compuesto de representantes de fondos y programas de las Naciones Unidas, organismos especializados y otras entidades de las Naciones Unidas acreditadas ante un país dado. También podría incluir representantes de las instituciones de Bretton Woods. El Equipo de País velará por la plena participación de todas las demás entidades de las Naciones Unidas que realizan actividades en un país dado en el proceso de adopción de decisiones relativas a cuestiones estratégicas y programáticas.